En verano, no descuides el cuidado de tus dientes

En verano, se producen cambios importantes en nuestro día a día que es necesario tener en cuenta para seguir cuidando nuestros dientes con el objetivo de que nuestra boca siga tan sana y bella como antes de las merecidas vacaciones.

Los principales enemigos para nuestros dientes en verano son la deshidratación que provocan las altas temperaturas, el cloro de las piscinas y la mayor ingesta de azúcar ingrediente muy presente en algunas bebidas y snacks que consumimos en estas fechas.

A continuación, verás qué efectos perjudiciales tienen y cómo combatir cada uno de ellos.

1. Las altas temperaturas producen deshidratación, que también afecta nuestra boca, pues producimos menor cantidad de saliva. Esto contribuye a que las bacterias lleguen con mayor facilidad a las encías y dientes, favoreciendo la formación de sarro e incluso de caries. Para combatir la deshidratación, hay que beber mucha agua, de forma regular a lo largo de las horas más calurosas del día y para que las bacterias no campen a sus anchas en nuestra boca, no hay que olvidar el cepillado de dientes, que debemos realizar después de cada comida y por lo menos tres veces al día.

2. Si sueles ir a la piscina, debes tener en cuenta que el cloro también favorece la acumulación de sarro en dientes y encías. Por eso, una vez más, el cepillado de dientes se hace muy necesario en la época estival, especialmente si te bañas en piscina. En este sentido, debes dedicar atención especial a los niños, que suelen disfrutar de largos baños y juegos en el agua, especialmente cuando el calor aprieta. Asegúrate que no descuidan el cepillado, al menos tres veces al día si se bañan en la piscina.

3. Azúcar. Con el calor, consumimos más bebidas refrescantes y helados. En época de vacaciones, también se incrementa el consumo de snacks entre comidas. Todos estos alimentos, pueden contener mayor cantidad de azúcar de lo que es habitual en nuestra dieta. Ya sabemos que el azúcar se queda en nuestra boca favoreciendo la formación de caries y que, para evitarla, la mejor arma que tenemos es una buena higiene dental, asegurándonos de cepillar nuestros dientes al menos tres veces al día.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos y sólo nos queda desearte unas estupendas vacaciones. ¡Que las disfrutes!

Tal vez te interese:
Nuestro artículo anterior sobre cómo Prevenir la caries