Año nuevo, vida nueva: abandona los 7 hábitos más dañinos para tus dientes

Con el nuevo año, nos hacemos nuevos propósitos para mejorar nuestra vida. Este año... ¿por qué no proponerte algo que mejore tu salud bucodental? Así, evitarás tener que venir al dentista más a menudo de lo necesario. Ya sabes que lo ideal sería visitar a tu dentista una vez al año, para comprobar que todo va bien y prevenir posibles problemas.

Por nuestra parte, en este artículo, vamos a proponerte abandonar siete hábitos que resultan especialmente dañinos para tus dientes. Es nuestra particular propuesta desde la Clínica Dental Davos de Barcelona para año nuevo. Vamos a verlos...


1. Usar los dientes como herramientas. Ya sea para abrir envases, latas, cascar nueces o almendras, cortar hilo, cortar cinta adhesiva o cualquier otro material. Todos estos hábitos son muy perjudiciales para tus dientes, ya que no sólo los desgastan, también pueden llegar a fracturarlos. ¡Evita utilizar tus dientes para otra cosa que no sea masticar y sonreír a partir de ahora!

2. Morderse las uñas. Es una costumbre (o tal vez podríamos llamar mejor una manía) muy perjudicial, no sólo para tus uñas y la estética de tus manos, también para tus dientes, ya que los desgasta y daña el esmalte. El continuo repiqueteo de los incisivos puede dañarlos seriamente, recortarlos y hasta incluso provocar su caída. Otra posible consecuencia son las úlceras en las encías. Nuestro consejo, deja de morderte las uñas cuanto antes. Existen muchos remedios para ello.

3. Comer chuches y patatas fritas. Ambos alimentos son muy perjudiciales para tu dentadura. El primero -los chuches o gominolas-, por su alto contenido en azúcar y por su consistencia pegajosa, que queda adherida a las piezas dentales. El exceso de azúcar en los dientes por un tiempo prolongado, ya hemos comentado en otras ocasiones que favorece la aparición de caries y debes evitarlo. En el caso de las patatas fritas, el problema lo provoca el almidón que contienen y que se convierte en un ácido que puede dañar seriamente los dientes. No se trata de evitar el consumo de estos alimentos, sino más bien de procurar reducir su ingesta y siempre, tras saborearlos, lavarse muy bien los dientes para evitar los efectos perjudiciales tanto del azúcar como del almidón.

4. Masticar hielo o alimentos especialmente duros. La costumbre de masticar hielo, caramelos duros, o cualquier otro alimento de especial dureza puede tener como consecuencia la fractura de los dientes, sobre todo si se hace frecuentemente o en grandes cantidades. Debe evitarse.

5. Morder lápices o bolígrafos. Al igual que masticar hielo o alimentos duros, la manía de morder los lápices o bolígrafos puede resultar en la fractura de las piezas dentales.

6. Cepillarte mal los dientes. Cepillar los dientes al menos tres veces al día, y en todo caso, siempre después de haber comido alimentos dulces o que puedan dañarlos, es una costumbre muy importante. Eso si, hay que hacerlo correctamente. Hay que evitar ejercer una presión excesiva o utilizar un cepillo de cerdas demasiado duras. Ello puede conllevar una retracción de las encías e incluso un exceso de sensibilidad. También hay que evitar cepillar los dientes con movimientos horizontales, pues se desgasta el esmalte de las piezas dentales. Lo correcto es cepillar los dientes con movimientos circulares. 

7. Fumar y consumir alimentos con gran cantidad de colorantes. Por último, recordar que el tabaco, el vino, el café, las moras y otros productos que contienen colorantes, pueden manchar o amarillear tus dientes y debes evitarlos en la medida de lo posible.

Abandonar todos tus malos hábitos a la vez, puede ser misión imposible. Te recomendamos que vayas de uno en uno y empieces por los que te resulte más fácil eliminar de tus costumbres.

¡Feliz año nuevo y mucha suerte! ¡Que el nuevo año permita que se cumplan todos tus sueños!