¿Tienes una buena higiene bucal?

Hemos preguntado a los dentistas de nuestra clínica dental y el resultado es esta lista de siete consejos que te ayudarán a mantener una correcta higiene bucal.

Y no se trata sólo de combatir mal aliento, prevenir la infección en encias y dientes o evitar el color amarillento que tanto puede afear tu sonrisa.

¡Se trata de tener una boca bonita y sana!


  1.  Cepilla los dientes por sus dos caras. Cepillarse los dientes es uno de los pasos más importantes para mantener tu boca sana. Cepíllate los dientes bien, por las dos caras: tanto la exterior, como la interior. ¡Aunque no la veas!
  2. Tres veces al día: después de desayunar, comer y cenar. Es precisamente después de cada comida cuando se potencia la producción de bacterias en la boca, por lo que el cepillado resulta entonces de vital importancia.
  3. Si no puedes usar el cepillo, mastica un chicle. Si no puedes cepillarte los dientes después de comer, procura comer un chicle sin azúcar. Al mascar el chicle se produce saliva, lo que contribuye a combatir las bacterias que quedan en la boca tras las comidas.
  4. Enjuague bucal: un buen aliado. Usa enjuague bucal, no sólo es refrescante, también resulta muy efectivo puesto que llega a aquellos puntos entre tus dientes que son inaccesibles para el cepillo. Es aconsejable enjuagarse la boca después de cada cepillado, aunque también se puede hacer de manera independiente (¡pero nunca como sustitución al cepillado!)
  5. Usa hilo dental. Es la mejor manera de eliminar los restos de comida que pueden quedar entre los dientes. Usándolo, minimizas el riesgo de que se generen bacterias.
  6. Cuida lo que comes. Procura seguir una dieta sana y equilibrada, que reduzca el consumo de azúcares y aumente el de frutas.
  7. Visita tu dentista una vez al año. Visitar regularmente a tu dentista es la mejor manera de prevenir los problemas o de detectarlos de manera precoz, lo cual resultará muy útil para poder solucionarlos de forma rápida y efectiva. Y es muy recomendable someterse a una limpieza dental cada seis meses, al menos, deberías hacerlo una vez al año.

Y tú, ¿tienes una correcta higiene bucal?