Aliviar el dolor de muelas con métodos naturales

El dolor de muelas es uno de los más molestos que una persona puede sufrir. Los dentistas de nuestra clínica lo saben muy bien.

Aunque suele ser síntoma de algún problema dental, por lo que la primera recomendación sería acudir a tu dentista lo antes posible, en este artículo te ofrecemos algunos consejos naturales para aliviar el dolor de muelas.

En caso de apuro, pueden resultar muy útiles.

Por lo general, el dolor de muelas es síntoma de algún problema dental -como la caries cuando ataca al nervio-, de una lesión en la mandíbula o en la boca, de un abceso dental o incluso del dolor de oídos o la sinusitis. Por eso, aunque los siguientes consejos puedan ayudarte a aliviar momentáneamente el dolor, no debes posponer la visita al dentista para que efectúe el diagnóstico y determine el tratamiento más adecuado.
  1. Aplica hielo. Al igual que ocurre en caso de golpes y contusiones, el hielo puede aliviar el dolor de muelas, pues entumece la zona por un tiempo. Lo que debes hacer es meter el hielo en una bolsa de plástico y envolverlo todo con una toalla. Aplícalo en la cara, sobre la zona dolorida. Te aliviará mientras acudes al dentista.
  2. Usa clavo de olor. Esta especia es conocida por aliviar el dolor de muelas. Aplica un poco de esencia de clavo de olor directamente sobre la zona dolorida y espera unos minutos antes de enjuagarte. 
  3. Haz ejercicio. Procura concentrate en otra cosa y hacer ejercicio. Por ejemplo pasear o montar en bicicleta, tras 25 minutos de ejercicio, liberan endorfinas que te aliviarán considerablemente. 
  4. Mastica perejil fresco. Hacerlo en la zona dolorida, aliviará rápidamente el malestar. 
  5. Enjuágate la zona con licor. Si mantienes por unos segundos un buche de licor en el área dolorida, el alcohol será absorbido por la encía, adormeciendo el área y aliviando el dolor.
Si nada de esto funciona, debes visitar a tu dentista cuanto antes.